Pico de la Cabrilla y Empanadas por el Barranco de la Magdalena

Leer descripción ↓↓ Ver el mapa


Pico de la Cabrilla y Empanadas por el Barranco de la Magdalena, y descenso por el Barranco de Túnez y sendero de las Margaritas. Desde que empezamos a conocer la Sierra de Castril, sabíamos de la existencia de este barranco. En un rincón del mapa de la editorial Alpina de la Sierra de Cazorla, ya aparece como un valle encajado, y vacio de nombres. Son muchas las rutas que hemos hecho por esta Sierra que asoman a este extraordinario paraje, y en algunas ocasiones incluso hemos tenido la intensión de atravesarlo. Todas fracasaron. El Barranco de la Magdalena es un enclave de la Sierra de Castril prácticamente desconocido. Su cerrada al fondo del barranco es accesible desde el Valle de Castril, y es famosa por su espectacular muralla de piedra donde se encaja una especie de entrada diabólica a otro mundo. Una vez a sus puertas, todo el mundo comenta “qué bonito es esto”, y se dan la vuelta. Para que luego digan, que no hay sentido común. Tanto su margen izquierdo como derecho, parecen infranqueables. En una ocasión intentamos meternos en el barranco por el sendero de las Margaritas, y desde la cuerda de la vertiente derecha hacer una incursión. A cada paso una fuerza repulsora nos escupía a la vertiente de Túnez. Durante el último día de una larga travesía intentamos entrar por su margen izquierda. Tras asomar, nos quedamos mansos a merced del firme acantilado que delimitaba su vertiente. Ese mismo día, bajaríamos por el Charcón, un clavo ardiendo. Por su cabecera, desde Sierra Cabrilla el acceso es factible, una pendiente pronunciada con mucho desnivel, pero asumible. Visto en conjunto, todos los elementos para construir una gigantesca ratonera. Tampoco existen muchas referencias sobre incursiones en este paraje. Es interesante el Blog “La Sierra Viva”: http://vivacazorla.blogspot.com.es/2012/02/por-las-dos-vertientes-de-castril-del.html?m=1, y en formato libro, la novedosa e interesante publicación de la editorial La Serranía: “Sierra de Castril. Guía del Excursionista”. Mi intensión era tomar el lanchar vertical entre el Barranco del Charcón y Magdalena. Su amplitud posibilitaría encontrar algún “cuele” antes de llegar a la cuerda, lugar donde arranca el acantilado que lleva a la Cueva de la Encantada, y acaban todas las esperanzas de colarse en el barranco. La publicación anteriormente mencionada me aclaró por donde tomar este portillo, cuyo inicio recorre el sendero clásico del Parque a la Cerrada de la Magdalena, desde Pino Hermoso. Casi al final del sendero, un poco antes de llegar a la poza, encontramos a los pies de un pino negro, una senda de ganado que culebrea por una larga pendiente que se pierde a la vista. Desde aquí son muchas las sendas de ganado que se dirigen paralelas a la muralla de la Cerrada. Tomando cualquiera de ellas sin despegarse mucho de la pared se llega a un pino con tres pies. Justo a esta altura, ya hemos superado el muro de la cerrada, y aunque la montaña continúa unos cuantos centenares más de metros por encima de nuestras cabezas, se abre al frente un paisaje vertical constituido por pináculos de piedra entre cortados y coladeros verticales que vuelcan hacia las mismas entrañas del barranco. En este punto, la Magdalena se muestra ante nuestros ojos, ya estamos dentro. A partir de aquí hacemos una travesía casi horizontal, que apenas pierde metros hasta el cauce del barranco. Suena sencillo, pero es la zona más crítica de la ruta, ya que se mueve en un laberinto de repisas estrechas entre tajos y paredes, por un terreno muy variado de pedreras, canchales, lanchares y pendientes de roca lisa al límite de la adherencia de la bota, donde suelos de pinocha bajo pequeños bosquetes de pino negro amenizan la travesía. No hay muchas opciones de paso, y es un trecho muy largo, así que despachar seguro y rápido con este tipo de terreno es crucial. Tras llegar al cauce en la ruta que propongo, las cerradas del barranco se han quedado atrás y es seguro progresar por este sin problemas. Aquí el recorrido se relaja hasta que llegamos a la cabecera de la cuenca donde debemos retomar la última pendiente que nos lleva a la misma Sierra de la Cabrilla. Quien hubiera andado estos parajes alguna vez, me entenderá. La Sierra de la Cabrilla no es visible hasta que das el primer paso en ella. Y a las espaldas un portazo que te ciega al paisaje que te ha conducido allí. Es una isla montañosa desde donde no pueden divisarse las inmediaciones, solo otras Sierras lejanas. La sensación de aislamiento es ensordecedora. Tampoco ayuda a esta soledad unas tierras vacías de cualquier referencia preconcebida, propias de un paisaje decente. Sin agua o arroyos por los que algún día hubiera circulado, un laberinto de colinas yermas entre gigantescos hoyos y valles ciegos que van a ninguna parte, un paisaje creado para atraparte en la soledad. Pero como no hemos venido aquí a buscar paisajes decentes, continuamos hacia la Cabrilla, que ya asoma nevada entre los contornos de la divisoria. Parece cercana, pero la silueta de unos pinos laricios sobre su ladera muestran su verdadera dimensión. Desde el pico de la Cabrilla, es posible ver todos sus dominios, este día helados: La Nava del Asno a sus pies, las Covachas, la Cabrilla II, la Empanada … hacemos un par de fotos y continuamos. Trazamos en nuestra cabeza el recorrido óptimo entre los bordes de las dolinas que nos llevan lo más directo posible al siguiente objetivo, la Empanada. Una vez en esta, tomamos el descenso directo por su cara norte hacia la Casa del Maestrillo. En poco más de 20 minutos nos situamos en sus serenos y soleados bancales. Tomamos agua de su arroyo y continuamos por el sendero señalizado del Parque hasta el cruce con el sendero de las Margaritas, al que tomamos para regresar al mismo punto de partida. Aún debo serenar del todo las emociones de este día para hacer un juicio justo, pero ya empiezo a entrever que se trata del recorrido más espectacular y exigente de todos los que he hecho en la Sierra de Castril y la Cabrilla.


1: Pico de la Cabrilla y Empanadas por el Barranco de la Magdalena
Ver detalle
2: Inicio
Ver detalle
3: Hito 1. Pino de la Cerrada de la Magdalena
Ver detalle
4: Cerrada de la Magdalena
Ver detalle
5: Hito 2. Pino de los tres pies
Ver detalle
6: Vertiente del Barranco de la Magdalena
Ver detalle
7: Cauce de la Magdalena
Ver detalle
8: Vertiente de Sierra de la Cabrilla
Ver detalle
9: Pico de la Cabrilla
Ver detalle
10: Pico de la Empanada
Ver detalle
11: Casa del Maestrillo
Ver detalle
12: Cruce con el sendero de las Margaritas
Ver detalle
13: Fin
Ver detalle


Lugares de interés (POIs) del Mapa

1: Pico de la Cabrilla y Empanadas por el Barranco de la Magdalena


Más sobre Pico de la Cabrilla y Empanadas por el Barranco de la Magdalena

3: Hito 1. Pino de la Cerrada de la Magdalena


Más sobre Hito 1. Pino de la Cerrada de la Magdalena

4: Cerrada de la Magdalena


Más sobre Cerrada de la Magdalena

5: Hito 2. Pino de los tres pies


Más sobre Hito 2. Pino de los tres pies

6: Vertiente del Barranco de la Magdalena


Más sobre Vertiente del Barranco de la Magdalena

7: Cauce de la Magdalena


Más sobre Cauce de la Magdalena

8: Vertiente de Sierra de la Cabrilla


Más sobre Vertiente de Sierra de la Cabrilla

9: Pico de la Cabrilla


Más sobre Pico de la Cabrilla

10: Pico de la Empanada


Más sobre Pico de la Empanada

11: Casa del Maestrillo


Más sobre Casa del Maestrillo

12: Cruce con el sendero de las Margaritas


Más sobre Cruce con el sendero de las Margaritas

Comentarios

comments powered by Disqus