PN Ordesa: Ascensión invernal al Monte Perdido (3.355m)

Leer descripción ↓↓ Ver el mapa


IBP = 142 HKG (1.139m de ascenso acumulado). Ascensión invernal al Monte Perdido saliendo desde el Refugio de Góriz. La ascensión no es excesivamente larga, y se caracteriza por la pendiente constante de subida y por la famosa escupidera. En nuestro caso nos encontramos la montaña con muchísima nieve, lo cual ha hecho más peligrosa la escupidera al aumentar su pendiente lateral (más nieve, menos concavidad en el canal). La califico como muy difícil también porque la última placa de nieve-hielo antes del último collado es muy vertical y está muy dura (especialmente peligrosa en la bajada). Descripción detallada: salimos del refugio con las raquetas puestas justo cuando empieza a clarear. Tras un breve flanqueo hacia el este, tomamos la dirección norte que no dejaremos hasta el Ibón Helado. Avanzamos prácticamente por la línea de máxima pendiente ganando cota con facilidad dado el buen estado de la nieve. Pasamos rozando por abajo a la izquierda las Escaleras y el Grau de las Escaleretas. Seguimos subiendo y atravesamos la Ciudad de Piedra "por encima" (dado el gran espesor de nieve). En menos de 3 horas hemos llegado a la zona alta del Ibón Helado, donde descansamos y comemos a pesar del frío y del viento. La vista de la gran canal (no, no es Venecia) y la escupidera sobrecoge. Tras coger fuerzas, seguimos con las raquetas por la arista sur, aunque un poco metidos hacia el interior (cara norte) para evitar las delgadas cornisas traicioneras. En seguida, y tras varias zigazagas, nos encontramos en el inicio de la Escupidera. Los corazones van rápido, a partir de aquí ya no hay margen de error. Dejamos las raquetas y bastones fijados en la nieve y empezamos a subir lentamente con los crampones y piolet. La idea es dirigirnos en diagonal hacia la cara norte de la escupidera, donde la pendiente aumenta en contacto con la roca y es más fácil anclar el piolet cada dos pasos. Así lo hacemos, y aunque es la mejor decisión, al peligro intrínseco de la escupidera se une el de progresar por la rimaya. Poco a poco, paso a paso, vamos subiendo hasta que desaparece la roca de nuestra izquierda y surge una placa de nieve-hielo de 50-55º. Decidimos subir en vertical utilizando la técnica piolet-tracción hasta un punto donde, gracias a los amigos Núria y Martí, nos aconsejan "confiar en los crampones" y, enderezándonos, acabar la placa en zigazaga. Llegamos al último collado y en 10 minutos de ascenso relajado hacemos cima. El día es perfecto: sol, buena visibilidad y poco viento. Las vistas increíbles. Hemos tardado 5 horas justas desde que salimos del refugio. La bajada hasta pasada la escupidera la hacemos muy lenta, pensando cada paso, cada aseguramiento de piolet, cada gesto. La nieve se está volviendo blanda y nos cuesta clavar "en duro" en algunos puntos el piolet. Pasada la escupidera nos volvemos a poner las raquetas y el resto de bajada es una celebración del día de montaña vivido.


1: PN Ordesa: Ascensión invernal al Monte Perdido (3.355m)
Ver detalle


Lugares de interés (POIs) del Mapa

1: PN Ordesa: Ascensión invernal al Monte Perdido (3.355m)


Más sobre PN Ordesa: Ascensión invernal al Monte Perdido (3.355m)

Comentarios

comments powered by Disqus